Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

AL HABLAR EN PÚBLICO DEBES INSPIRAR CON TUS PALABRAS

Estos días estoy impartiendo, de nuevo, uno de mis cursos sobre "Hablar en público y comunicar con eficacia" a profesionales de la enseñanza públlica: profesores y maestros de la provincia de Alicante. Se desarrolla en el CEFIRE de Alicante, el centro de formación del profesorado, de la Generalitat Valenciana.

Les insisto en la idea de que el maestro, el profesor, el educador, debe saber comunicar con eficacia a sus alumnos las enseñanzas que  les tiene que transmitir. Es imprescindible que lo haga así, si quiere hacer bien su trabajo; Y para ello, como le digo a todos mis alumnos, debe transmitir emociones con sus palabras. No puede limitarse a hablar, a verter en sus cabezas simples datos e información. No. Debe transmitirles la pasión por el saber, por el conocimiento, por la reflexión, por la profundización en el pensamiento. Debe saber transmitirles valores esenciales para su formación humana, para su formación intelectual, como el compañerismo, la solidaridad, el respe…

EN MAYO, APRENDE A HABLAR EN PÚBLICO. APRENDE A SER LIBRE

Imagen
El sabio griego Pericles (año 450 a. C.) dijo: "El que sabe pensar, pero no sabe expresar lo que piensa, está en el mismo nivel del que no sabe pensar·.
Deberíamos empezar por pensar si sabemos pensar, si sabemos reflexionar, que es la acepción del verbo a la que se refiere Pericles. Pero, claro, para pensar eso ya estamos pensando. Es decir, debemos saber reflexionar sobre un asunto, lo que significa concentrar nuestra mente en un tema, en una idea, en una realidad y, a partir de ahí, considerarla, contemplarla, analizar otras ideas de las que proviene, imaginar las consecuencias que se derivan de ella, compararlas, calibrar, reflexionar sobre nuestra adhesión o rechazo a esa idea, formarnos una opinión o tomar una decisión, etc., etc. Eso es pensar.
Quien no sabe pensar consideramos que es "un tarugo", una persona torpe, sin capacidad intelectual, incapaz de enfrentarse a una realidad y analizarla en sus distintos aspectos y desde distintos puntos de vista.
Por tanto…

EL TEXTO DE UN “DISCURSO” ES COMO UNA PARTITURA: DEBE ESCRIBIRSE CON EXACTITUD E INTERPRETARSE CON FIDELIDAD

Imagen
Para hablar en público, para ser un buen orador, se requiere una serie de cualidades fundamentales, unas habilidades que hunden sus raíces en la más antigua tradición oratoria y que anteceden a la pura exposición oral de las ideas.
El buen orador debe tener una buena base de conocimientos, debe poseer una gran riqueza de vocabulario y debe ser capaz de escribir con la misma brillantez y elocuencia con la que luego deberá ser también capaz de transmitir esas ideas a través de sus palabras.
Para tener una buena base de conocimientos, el orador debe leer, debe formarse a través de la lectura. No es suficiente con tener cuatro ideas acerca de la materia de que se trate, prendidas con ligereza y superficialidad en el cerebro. El buen orador consigue comunicar con eficacia al hablar en público cuando transmite autoridad; es decir, conocimientos sobre la cuestión que aborda en su “discurso” (charla, conferencia, ponencia, presentación, etc.).
Esos conocimientos se adquieren con la lectura, …